Alimentacion y Nutricion en Tortugas

TORTUGAS MEDITERRÁNEAS, RUSA Y DESÉRTICA (Testudo sp, Gopherus sp)

Las tortugas mediterráneas (Testudo sp.) en estado salvaje poseen una dieta a base de vegetales, incluyendo hojas, hierbas, flores y, ocasionalmente frutas caídas. Son tortugas casí exclusivamente herbívoras. De forma oportunista pueden llegar a consumir algún tipo de proteína de origen animal. Aquellos que citan la necesidad de tortugas mediterráneas de proteína animal incluida en sus dietas, es simplemente erróneo.

En cautividad se pueden ofrecer hojas y flores de hibisco, así como los cactus Opuntia que contienen alto nivel de calcio y de fibra. Otras plantas recomendadas son: Taraxacum officianale, Leontodon spp., Sonchus spp., Pictis spp., Crepis spp., Plantago spp., Trifolium spp., Lonicera periclymenum, Hypochoeris spp., Vicina spp., Lotus spp., Malva spp., Calystegia spp., Sedum spp., Cymbalaria muralis, hojas de Robinia. Al igual que se recomienda el Diente de León (Taraxacum officinale), debemos evitar lechugas (especialmente Iceberg) y la dependencia de "ensaladas de supermercado". Las especies Testudo sp. necesitan dietas con alto contenido en fibra. Estas tortugas alimentadas con dietas de alto contenido proteico pueden desarrollar problemas específicos, siendo entre los más citados: crecimiento excesivamente elevado, piramidismo, enfermedad renal y presencia de uratos en la vejiga. A largo plazo son animales que pueden desarrollar un fallo renal. Por lo tanto no podemos confiar en un aparente crecimiento como signo de salud.

En cuanto a las exigencias de agua, en la vida selvática las tortugas beben agua cuando tienen la ocasión. En cautiverio, por ser un ambiente de por sí estresante, deben tener agua disponible en todo momento ya que el sistema renal de los reptiles no aguanta una deshidratación de la misma manera que los mamíferos. Se recomienda baños con agua limpia a una profundidad que cubra las placas marginales durante 15-20 minutos 1-2 veces por semana y así asegurar la hidratación.

El objetivo en cautividad es mantenerlas con dietas altas en fibra, bajas en frutas, bajas en proteínas y ricas en calcio. Siempre deben de disponer de agua. Con esto tendrán un funcionamiento digestivo bueno y un crecimiento de caparazón suave. Algún especialista veterinario diplomado europeo en herpetología se ha referido a estas tortugas como "cabras dentro de un caparazón" por el tipo de alimentación.

En el caso de la Tortuga Rusa (Agrionemys -Testudo- horsfieldii) y la Tortuga del Desierto (Gopherus agassizii) pueden mantenerse con una dieta muy similar a aquella de las especies mediterráneas. La sobrealimentación es un problema frecuente para la Tortuga Rusa mantenida en cautividad causando un crecimiento acelerado. Debemos tener en cuenta la biología de esta especie ya que posee unos hábitos y frequencias de alimentación diferente a otras especies mediterráneas, alimentándose en las estepas rusas durante 3 meses al año, aprovechando el 90% de su tiempo "activo" para buscar alimento (aproximadamente 15 minutos al día). Suele alimentarse de plantas tóxicas para mamíferos, evitando especies de hierbas. Por esta razón no se consideran que comiptan por el alimento (Lagarde, 2003). Alcaloides, terpenoides y ranunculina son algunos de los tóxicos encontrados en las plantas que forman parted e su dieta habitual. Aún está por estudiar el potencial efecto anti-helmíntico que poseen dichos tóxicos, posiblemente contribuyendo a mantener reducido el número de parásitos intestinales.

-Alimentación de adultos: 3v/semana (mínimo)

-Alimentación jóvenes: todos los días

-Suplementación: calcio varias veces por semana +- suplemento vitamínico

95% Vegetales

Hojas verdes (mostaza, rabaniza, hojas nabo, col rizada, col, diente de león, espinacas, brócoli), hierbas de jardín, hibisco, hojas de vid, rosas, claveles, lechuga (no dar en exceso), calabaza, calabacín, zapallos, patatas dulces, zanahorias desmenuzadas, surtido de verduras congeladas (guisantes, maíz, zanahorias, alubias verdes); alfalfa, rábano, trébol; pienso de alfalfa humedecido, champiñones, brócoli, guisantes verdes, cactus (Opuntia, sin espinas!)

<5% Frutas

Uvas, manzanas, naranjas, peras, fruta de Opuntia, melocotones, ciruelas, dátiles, melones, fresas, frambuesas, plátanos, mangos y tomates.

Se recomienda fuertemente una suplementación con calcio libre de fósforo y vitamina D3 dos veces por semana. Esta suplementación debe ser más a menudo en aquellos ejemplares jóvenes o hembras gestantes. Se piensa que es fundamental la exposición a rayos UV para una correcta síntesis de vitamina D3.

 

ALIMENTACIÓN DE TORTUGA LEOPARDO Y TORTUGA AFRICANA DE ESPOLONES (Geochelone pardalis, Geochelone sulcata)

Para estas tortugas son muy importantes las hierbas silvestres, heno y paja. Los altos contenidos en fibra contribuyen enormemente a un sistema digestivo sano.

Esta dieta puede ser suplementada con flores (por ejemplo Hibisco, Diente de León, etc). Aquellas proteínas que necesita su organismo, al igual que en las especies anteriores, debe de ser de origen vegetal y será ingerida con los componentes anteriormente citadas. No hace falta dar proteínas de origen animal para conseguir las proteínas necesarias.

No se recomienda el exceso de las verduras de la familia Chenopodiacea (acelga, espinaca e incluso zanahorias) por poseer oxalatos que limitan la disposición de calcio. Tampoco se recomiendan excesos de la familia Brassica (mostazas coliflor, brócoli, nabo) por reducir la disponibilidad de iodo pudiendo resultar en gota. De forma moderada se puede ofrecer frutas como manzanas (sin semillas), fresas, higos, plátanos (con la piel), etc.

En cuanto a la suplementación hay diversas fuentes que recomiendan suplementación y otras que no. De forma general debemos de suplementar con vitaminas y minerales ya que así cualquier insuficiencia de la dieta será corregida.

 

ALIMENTACIÓN DE LA TORTUGA ESTRELLADA (Geochelone elegans)

En muchos países miles de estas tortugas mueren al año debido a una nutrición y unos mantenimientos inadecuados. Un problema que se suele ver en esta especie es su alimentación "caprichosa", basándose en verduras del tipo lechuga y tomate. Al ver que comen bien una de estas verduras/frutas acaba formando la base de su dieta, una dieta inadecuada completamente.

La Tortuga estrellada tiene unos requerimientos nutritivos que caen entre las Tortugas Mediterraneas y la Tortuga Leopardo (Geochelone pardalis).

En cautividad no deben de ser alimentadas con fruta de forma excesiva o demasiado frecuentemente. Necesitan una dieta muy alta en fibra, baja en azucares y en proteínas.

Se suele conseguir una dieta equilibrada con hojas verdes, hierbas mixtas de baja calidad y flores. Consiguen su alimentación "pastando" y se puede ofrecer césped, diente de león, endibia, escarola, alfalfa, hojas de vid, trébol, lechuga, escarola, col china, etc. Volvemos a repetir aquí que una dieta a base de "ensaladas de supermercado" no es suficiente para estas tortugas en cuanto a fibra y minerales. También suelen contener altos niveles de azucares no apto para estas tortugas.

En cuanto a la suplementación, también es importante en esta especie como en todas las otras.

 

ALIMENTACIÓN DE TORTUGAS DE PATAS ROJAS, PATAS AMARILLAS Y ARTICULADAS AFRICANAS (Geochelone carbonaria, denticulata, Kinixys belliana)

Son animales "omnívoros" por lo que tendrán una dieta basada en verduras y también proteínas que conseguirán de fuentes naturales o de comidas preparadas.

La dieta de estas tortugas debe de consistir principalmente de hojas verdes, frutas y ocasionalmente una fuente proteica como puede ser comida comercial de gato, baja en grasa, cada par de semanas.

80%
Verduras

hojas verdes (mostaza, rabaniza, hojas nabo, col rizada, col, diente de león, espinacas, brócoli), hierbas de jardín, hibisco, hojas de vid, rosas, claveles, lechuga (no dar en exceso), calabaza, calabacín, zapallos, patatas dulces, zanahorias desmenuzadas, surtido de verduras congeladas (guisantes, maíz, zanahorias, alubias verdes); alfalfa, rábano, trébol; pienso de alfalfa humedecido, champiñones, brócoli, guisantes verdes, cactus (Opuntia, sin espinas!)

20%
Frutas

uvas, manzanas, naranjas, peras, fruta de Opuntia, melocotones, ciruelas, dátiles, melones, fresas, frambuesas, plátanos, mangos y tomates.

 Proteínas

 ratones, alimento perro bajo en grasa...Limitada cantidad cada 2-3 semanas.

No se recomienda el exceso de las verduras de la familia Chenopodiacea (acelga, espinaca) por poseer oxalatos que limitan la disposición de calcio.

Tampoco se recomienda un exceso de la familia Brassica (mostazas coliflor, brócoli, nabo) por reducir la disponibilidad de iodo pudiendo resultar en gota (goitrógenos).

Se pueden ofrecer pepinos, pimientos, calabacín, calabaza, etc. También suministrar fuente proteica como citado anteriormente.

Recomendación de alimentación de Kinixys por la "World Chelonian Trust".

 

ALIMENTACIÓN DE TORTUGAS DE CAJA AMERICANAS Y TORTUGAS DE BOSQUE

Son tortugas semiterrestres omnívoras y habitan en América del Norte. En estado natural consumen babosas, lombrices, presas pequeñas, frutas caídas, ciertos tipo de hongos o setas, y material de hojas verdes. Los juveniles son mucho más carnívoros (casi exclusivamente) y estos hábitos irán cambiando con la edad.

Una dieta recomendada en cautividad puede ser la siguiente:

50%
Proteínas

 

Lombrices tierra, grillos, saltamontes, babosas, caracoles, chicharras, ratones "pinkies" y adultos troceados), peces rojos, gusanos de cera, gusanos de seda, otros insectos, comida de perro bajo en grasa y humedecido, "box turtle chow", trucha.

12.5%
Frutas

Tomates, fresas, frambuesas, arándanos, manzanas, uvas, cerezas, naranjas, melocotones, peras, ciruelas, higos, melones (sin semillas), plátanos, mangos.

37.5%
Vegetales

Hojas verdes (mostaza, rabaniza, hojas nabo, col rizada, col, diente de león, espinacas, brócoli), lechuga (no dar en exceso), calabaza, calabacín, zapallos, patatas dulces, zanahorias desmenuzadas, surtido de verduras congeladas (guisantes, maíz, zanahorias, alubias verdes); alfalfa, rábano, trébol; pienso de alfalfa humedecido, champiñones, brócoli, guisantes verdes, cactus (Opuntia, ¡sin espinas!)

Estas tortugas pueden sufrir trastornos nutricionales de la misma forma que aquellas herbívoras. A menudo se ven animales deformados que incluso llegan a morir por unas dietas a base de comidas enlatadas de perro y una insuficiente suplementación.

La suplementación de estas especies es fundamental, así como una suplementación aún mayor cuando están en la fase principalmente carnívora ya que el crecimiento es más rápido.

 

GUÍA PRÁCTICA

Asegurar una dieta lo más variada posible ya que de esta forma habrá una mayor combinación de minerales y vitaminas.

Se debe suplementar con minerales y vitaminas. El uso frecuente de un suplemento de alta calidad asegurará que no aparezcan deficiencias nutricionales.

Consultar un veterinario de reptiles (exóticos) sobre las dosis de vitaminas y minerales ya que son frecuentes los trastornos debido a los excesos.

Suministrar las vitaminas de forma oral a no ser que el veterinario diga lo contrario.

Proporcionar una luz de espectro total, incluyendo los rayos UV.

Aquellas tortugas carnívoras o omnívoras recibirán cantidad de vitD3 con la dieta.

Intentar no suministrar en exceso verduras ricas en oxalatos (espinacas, riubarbo, col guisantes, patatas), goitrógenos (col, mostaza y otras plantas crucíferas), y evitar las plantas tóxicas.

 

REFERENCIAS

Lagarde, F., Bonnet, X., Corbin, J., Henen, B., Nagy, K., Mardonov, B. and Naulleau, G. (2003). Foraging behaviour and diet of an ectothermic herbivore: Testudo horsfieldi. Ecography 26:236-242.