Tortugas Deslizadoras

INTRODUCCIÓN

Estas tortugas acuáticas de agua dulce pertenecen a la familia Emydidae , y a la subfamilia Emydinae . Hay varios géneros en esta subfamilia, siendo las más comunes entre aficionados: Trachemys sp., Pseudemys sp., Graptemys sp., Chrysemys sp.. El género Trachemys ha sido el más explotado a lo largo de los años con millones de ejemplares pasando de Norteamérica hacia Europa. Está formado por 12 especies siendo Trachemys scripta, sin duda, la más numerosa y conocida a nivel mundial. La especie Trachemys scripta tiene 14 subespecies e incluso más, dependiendo de la taxonomía aceptada según autores.

Subespecies: Trachemys scripta consta de 14 subespecies:

- T.s. callirostris Norte de Colombia, Oeste de Venezuela. Caparazón verde con ocelos concéntricos de color amarillo. Plastrón amarillo con complejos dibujos de color verde, que ocupan casi toda la superficie del plastrón. La forma más fácil de reconocerla es por sus dibujos circulares de color amarillo en la piel, sobretodo en la cara.

- T.s. cataspila Algunas zonas de México. Caparazón verde oliva con círculos negros rodeados por circunferencias rojas. Plastrón amarillo con algunas manchas negras.

- T.s. chichiriviche Habita en Venezuela. Caparazón de color verde con dibujos ocelados amarillo. Tiene una gran mancha roja o naranja detrás de las orejas.
- T.s. elegans Texas, Oklahoma, New México, Kansas, Kentucky, Indiana, Alabama y Tennessee, Arkansas, Illinois y Missouri. Es la especie de tortuga más conocida en el mundo. Se importó en grandes cantidades a muchos países del mundo, donde la gente las liberó y empiezan a ser una plaga. Tiene el caparazón verde, que con el tiempo se vuelve marrón, con algunas manchas amarillas. El plastrón es amarillo con manchas negras. Su característica más distintiva es una gran mancha rojas detrás de las orejas. Hasta 28 cm .
- T.s. emolli Nicaragua. Caparazón de color verde con ocelos anaranjados. Plastrón pálido con dibujos verdes en el plano horizontal. Detrás de los ojos tiene una raya doble de color pálido. Existe muy poca información sobre esta subespecie, pero todos los aficionados que tienen algún ejemplar coinciden en su rápido crecimiento. En 2 ó 3 años alcanzan más de 25 cm . Pueden llegar medir cuando son adultas más de 30 cm . Algunos cuidadores de ejemplares de esta especie han observado que los machos no tienen las uñas tan largas como es habitual en este tipo de tortugas.
- T.s. grayi Centroamérica: Nicaragua, Guatemala, Honduras y El Salvador. Puede alcanzar 30 cm , pero dicen que se han visto ejemplares mayores.
- T.s. hartwegi Una pequeña zona de México, probablemente en Durango. Tiene el caparazón con ocelos rojizos. Con la edad los va perdiendo, pero siempre se pueden observar los de las placas marginales. El caparazón es amarillo con manchas negras. Detrás de los ojos tiene una mancha circular de color naranja pálido.
- T.s. hiltoni Golfo de California, sur de Somoza y norte de Sinaloa. Caparazón oscuro con dibujos de color anaranjado. Hasta 30 cm . Escudos marginales provistos de dibujos negros.
- T.s. nebulosa Baja California. Caparazón marrón con dibujos de color rojizo. Plastrón amarillo con machas negras. Tiene una mancha rojiza en ambos lados de la cabeza. Hasta 25 cm .
- T.s. ornata Desde México hasta Colombia. Caparazón de color verde claro, con manchas oceladas de color naranja-rosado. El plastrón es claro con dibujos en el plano horizontal. En la cabeza tiene unas pequeñas manchas alargadas de color pálido.
- T.s. scripta Virginia, Carolina del Norte, Florida, Carolina del Sur y Georgia. Caparazón de color negro con unas rayas verticales tenues de color marrón. El plastrón es amarillo, sin manchas o con unas pocas de color negro. La cabeza es oscura con unas grandes manchas de color amarillo intenso. Hasta 25 cm .
- T.s. troosti Tennessee y Kentucky. Caparazón verde con algunas manchas claras y plastrón amarillo con manchas negras. En la cabeza tiene una mancha amarillo pálido. Es probable que sea la evolución de híbridos entre T.s. elegans y T.s. scripta , ya que posee caracteres de ambas especies y su distribución está también situada entre la de ambas especies. Hasta 21 cm .
- T.s. venusta Algunas zonas de México y Belice. Caparazón de color verde, con dibujos ocelados rosa pálido. Tienen una raya rojiza detrás de los ojos. Hasta 30 cm , puede que más.
- T.s. yaquia Norte de México. No existe demasiada información referente a esta especie.
Hay muchas especies que se pueden parecer a algunas subespecies de Trachemys scripta. Todas las especies que pertenecen al género Trachemys se parecen a estas tortugas. En hábitos y comportamiento, los géneros Pseudemys , Chrysemys y Graptemys son muy parecidos.

Dimorfismo sexual: es bastante sencillo identificar el sexo de nuestra tortuga cuando ya ha alcanzado la madurez sexual: Los machos tienen las uñas de las extremidades delanteras mucho más largas (las utilizará durante la fase de cortejo) y la cola también más larga y ancha que las hembras. Las hembras suelen alcanzar mayor tamaño. En los ejemplares juveniles no es posible determinar el sexo a simple vista.

Tamaño: estas subespecies pueden alcanzar de 20 a 30 cm de largo, algunas incluso más. En condiciones adecuadas el crecimiento puede ser muy rápido. Hay ejemplares de Trachemys scripta emolli que con dos años medían ya 27 cm.

Distribución: según la subespecie, habitan desde Estados Unidos hasta Colombia y algunas zonas de Brasil. Hay poblaciones en muchos otros lugares del mundo debido a la introducción por parte de las personas. La especie Trachemys scripta elegans ha sido prohibida en Europa por esta razón. El problema es que se ha prohibido esta tortuga y, como consecuencia se importa otras muy similares, por ejemplo el Graptemys sp. que es uno de los que más se ven en las tiendas de mascotas en España.

Hábitat: viven en todo tipo de cursos de agua: ríos lentos, lagos, pantanos, estanques, balsas. Se adaptan prácticamente a cualquier medio acuático, excepto a los ríos de cauce rápido. También pueden tolerar hasta cierto punto el agua salobre. Son más resistentes que aquellas especies autóctonas ibéricas y debido a esto acaban desplazando las mismas. En zonas de la península donde encontramos agua con mucha vegetación las podemos observar frecuentemente asoleándose

 

MANTENIMIENTO EN CAUTIVIDAD

 

TERRARIO

Este tipo de tortuga se adapta con mucha facilidad al mantenimiento en cautividad. Si se mantienen adecuadamente pueden vivir más de 40 años.

Será habitual que las tortugas nos vengan a buscar a la hora de comer. Hay ejemplares que se dejan coger sin problemas, siendo otros más ariscos pudiendo lanzar una fuerte mordedura.

Las subespecies que provienen de EEUU pueden hibernar sin problemas, pero las que provienen del centro y sur de América, no deberían realizar letargo. Las subespecies T.s. scripta y T.s. elegans son conocidas por su gran resistencia al frío. Se tiene constancia de un pequeño grupo de tortugas de orejas rojas que habitan en Arties, un pequeño pueblo del Pirineo catalán, donde las temperaturas son muy bajas en invierno.

Los ejemplares con menos de 2 años, no deben realizar la hibernación, siendo adecuado su mantenimiento todo el año con un gradiente térmico entre 24- 28ºC.

Es preferible que los ejemplares que miden entre 10 y 15 cm hibernen en el exterior, excepto los dos meses más fríos, que se deberán poner en un garaje o lugar similar donde las temperaturas sean bajas, pero no tanto como al exterior. Los ejemplares de las subespecies citadas que son adultos, pueden pasar todo el invierno sin problemas al exterior.

En el interior podemos tenerlos en un acuario lo suficientemente grande como para poder nadar y salir a una zona terrestre, siendo las tortugueras típicas que se encuentran en el mercado inadecuadas para ellas. El agua debería estar limpia si no queremos encontrarnos con problemas como pueden ser los hongos o infecciones bacterianas (SCUD), típicas de ambientes acuáticas en mal estado.

Pueden convivir sin problemas con tortugas de los géneros Trachemys , Pseudemys , Chrysemys y Graptemys, e incluso se producen híbridos entre ellas.

 

ILUMINACIÓN

Estos animales tienen unas necesidades de iluminación de espectro total (incluyendo el rango de UV) por lo que debemos de proporcionar luz visible acompañado luz ultravioleta. Hay muchas fuentes de iluminación disponibles en el mercado, pudiendo elegir entre unas fuentes que incluyen los espectros visibles/UV y otras que poseen el espectro visible o el espectro UV. En caso de elegir la última opción habrá que instalar una combinación de fuentes diferentes. Recordamos que la UVB la necesitarán para la activación de vitD3, evitando así enfermedades muy comunes en cautividad, y la UVA realzará los colores de los animales que será un factor determinante en la reproducción (recordamos que los reptiles, al contrario de las personas, incluyen parte del espectro UV como su fuente de luz visible para ellos.

Es muy importante para este tipo de tortugas que tengan una zona soleada y un lugar para salir del agua, ya que pasarán largas horas en las orillas tomando el sol como en su estado natural. Eso les sirve para dos razones: para termorregularse y para absorber los rayos ultravioletas que estimularán la síntesis de vitamina D.

 

TEMPERATURA Y HUMEDAD

Un gradiente térmico adecuado para estas tortugas será entre 24-28ºC de día y 18-23ºC de noche. Necesitan un punto de asoleamiento, el cual puede ser encima de ramas, simulando su hábitat natural y que debe de tener una temperatura de 29.5-32.5ºC. Este punto lo tendrán a su disponibilidad solamente de día.

Podemos conseguir la temperatura ambiente, así como la del punto de asoleamiento de diversas formas como con mantas, termostatos, focos, paneles/placas calefactoras. Podéis ver los distintos tipos de calefactores en el apartado de calefacción.

 

ALIMENTACIÓN, SUPLEMENTACIÓN Y AGUA

Para el buen crecimiento de estas tortugas, es necesaria una alimentación equilibrada. Como regla general nunca se les debe dar gammarus o gambitas secas. Muchas veces se suministran como alimento único y con el tiempo la tortuga sufre diferentes enfermedades debidas a su reducido valor nutritivo (alto contenido de queratina) y a la falta de vitaminas.

Debemos recordar que son especies omnívoras de adulto por lo que necesitará, alimento de tipo animal y vegetal. De jóvenes son carnívoras e, incluso se ha demostrado que pueden cubrir sus necesidades calóricas sólo con materia vegetal pero, hasta que no hayan estudios posteriores se les mantienen con una dieta carnívora para luego ser modificada de adulto.

Podemos administrarles de todo tipo de insectos, caracoles, babosas, renacuajos, pequeños anfibios, peces, y también carne poco grasa y pescado. Se les puede dar también algún tipo de fruta y verdura. Se les puede poner plantas acuáticas en el aquario o estanque, tanto de fondo como flotantes: jacinto de agua (Eichhornia), lechuga de agua (Pistia), salvinia, azola, lentejas de agua (Lemna), elodea, anubia, etc.

Dieta sugerida para tortugas acuáticas por parte de "Tortoise Trust":

· Hojas de plantas, plantas acuáticas, ensaladas (siempre disponible)
· Peces pequeños crudos (no congelados y limitados de forma ocasional)
· Piensos de perro, gato y truchas con bajo contenido en grasas rehidratados (2v/semana para juveniles; 1v/semana para adultos)
· Zoophobas, grillos y gusanos de cera (cantidades limitadas, ocasionalmente)
· Lombrices (ocasionalmente)
· Gusanos Tubifex y de sangre (excelente para estimular alimentación de recién nacidos)
· Caracoles y moluscos (ocasionalmente)
· Alimentos comerciales de buena calidad (ej: Reptomin) 3v/semana.

Se debe de añadir un suplemento cálcico al pienso en el proceso de rehidratación.

Dieta sugerida por diferentes veterinarios especializados en exóticos. Esta dieta es una fabricada por nosotros, cuya base es el pescado y ternera y deberá de ser suplementada con vitaminas, sobre todo de vitaminas del complejo B.

Corazón de ternera 20%
Hígado de ternera 10%
Mejillón al vapor 10%
Gamba con cáscara 10%
Calamar 15%
Espinacas 20%
Zanahoria 10%
Yema de huevo cocido 5%
Mezcla/daya mineral 1 comp / kg de mezcla
Pastillas de Calcio para perros 4 pastillas / kg mezcla
Otra opción quizás más sencilla es proporcionarles una dieta comercial de alta calidad: podemos encontrar productos de muy buena calidad, unos para la época de crecimiento y otros para el mantenimiento de adultos.

 

REPRODUCCIÓN

La reproducción de estos animales no es complicada, siempre que tengan unos cuidados adecuados. Si los ejemplares están bien alimentados y tienen bastante tranquilidad, en poco tiempo se adaptarán y empezarán a criar.

Estos animales son sexualmente maduros alrededor de los 4 años de edad, pero es muy variable. Algunas hembras parece ser que son maduras cuando miden ya unos 13- 15 cm .

Si se mantienen en un acuario, éste debería tener una buena parte con tierra seca, de al menos 20 cm de profundidad. Los ejemplares cuidados al aire libre, deben tener un trozo de tierra bien vallado, ya que son muy buenas escaladoras y excavadoras.

El cortejo lo realizan entre la primavera y el verano. El macho persigue a la hembra, se coloca delante haciendo vibrar sus patas delanteras rozándole la cara. Luego, para someterla, le muerde en las las patas y en el cuello. Cuando la hembra acepta al macho, empieza la cópula. El macho se agarra a los laterales del caparazón con sus largas uñas, e introduce el aparato reproductor en la cola de la hembra.

Al cabo de unas semanas, la hembra sale del estanque entre los meses de mayo y julio para buscar una zona adecuada para la puesta. Prefiere lugares con poca vegetación y que estén en un lugar muy soleado. Hace un agujero con sus patas traseras, de unos 10 cm de profundidad. Allí pone entre 3 y 9 huevos, puede que más según la subespecie. Se pueden dejar a los huevos en exterior o recogerlos para una incubación artificial. Si se decide recoger los huevos tendremos que llevar cuidado de no rotarlos, ya que se podrían matar a los embriones por no poseer las chalazas como en las aves.

El periodo de incubación medio está entorno a unos 75 días dependiendo de varios factores, siendo la más determinante la temperatura.

Son reptiles que poseen un rango de temperatura de incubación determinante del sexo. A temperaturas inferiores a 27 ºC eclosionan machos, y a más de 30 ºC eclosionan hembras. Entre estos dos valores pueden salir ejemplares de ambos sexos.