Cría de Colúbridos

Ciclos Anuales y Técnica de Cría en Elaphe, Pituophis y Lampropeltis sp.

Primer periodo: Durante 4 meses (por ejemplo entre Agosto y Septiembre) las hembras deben ganar peso antes del descenso de temperatura o brumación. Semanalmente se ofrece la cantidad de comida que quieran ingerir. Una Serpiente del Maizal hembra comerá entre 8-12 ratones adultos al mes durante este periodo. Los machos generalmente requieren menos cantidad de comida que las hembras. Es importante monitorizar el peso también de los machos ya que estos pueden no ingerir nada durante la época de cría/monta.

Mantener las temperaturas entre 24-28.5ºC para poder realizar una digestión adecuada. Las hembras almacenan grasas en la porción caudal que luego será utilizada para la formación de los huevos.

Segundo periodo: Los siguientes 3 meses son los meses de descenso de temperatura que es necesario para los inicios de los cambios fisiológicos de vitelogénesis y espermatogénesis. La temperatura durante este periodo permanece entre 13-18ºC. Se mantiene separados ambos sexos y no se les ofrece alimento durante esta época, solamente agua.

Aunque la temperatura es un factor importante para inicializar la cría, el fotoperiodo es otro factor contribuyente en mayor o menor medida (se necesitan más estudios sobre éste). Se ha llegado a reproducir estas serpientes con fotoperiodos variando de 13h de luz hasta 24h de luz al día sin sacar nada concluyente. Nosotros recomendamos simular el fotoperiodo natural de la especie en cuestión y en reglas generales reducir el fotoperiodo de 12h de luz a 8h de luz por día durante el periodo de brumación.

Tercer periodo: Tras estos 3 meses comienza la época de alimentación más voraz. Se incrementan las temperaturas hasta 28ºC en algún momento del día, llegando a reducirse a 23ºC. Otra opción es proporcionar un gradiente térmico con estas temperaturas.

Aproximadamente 20-30 días tras el incremento de temperaturas e inicio de alimentación (finales de Marzo aproximádamente) se realiza una muda.

Durante las próximas 2 semanas alcanzan las hembras un desarrollo vitelogénico máximo. La mejor forma para saber si una hembra está preparada para copular es introduciéndola al macho. Si al entrar en contacto con el macho la hembra realiza movimientos bruscos con la cola o intenta mantenerse alejada, seguramente no está preparada. El macho ante esto o intentará imponerse o perderá interés. Si en cambio la hembra realiza movimientos lentos y permite al macho subirse encima a la vez que expone la cloaca, se puede considerar preparada. Si se realiza un cópula exitosa, se separa a la hembra del macho y se vuelve a introducir en otras dos ocasiones separadas 2-3 días. La hembra comenzará a mostrar comportamiento de rechazo hacia el macho una vez gravida.

Las hembras continúan alimentándose varias semanas más y dejarán de comer unas 3 semanas antes de realizar la puesta. El desarrollo de los huevos y el periodo de gestación dura entre 28-45 días. La hembra realiza una muda 7-14 días antes de realizar la puesta. La mayoría de especies realizan la puesta durante el mes de Mayo, mientras que algunas especies la realizan más tarde.

Las hembras llevan a cabo una muda preovoposición poco antes de la puesta. En el momento que esto suceda, es muy importante proveer un lugar de puesta que le resulte agradable a la hembra. Un sustrato aceptado por las hembras suele ser facilitar un recipiente con una mezcla de musgo y turba. Se puede usar un recipiente de plástico con un agujero encima lo suficientemente grande que permita en movimiento de la hembra una vez dentro y una profundidad de 7-8 centímetros de sustrato. Unos días antes de la puesta las hembras incrementan su actividad y muestran un comportamiento nervioso. Se caracteriza por las excesivas entradas y salidas en el lugar de puesta así como a su alrededor que terminará una vez realizada la puesta. Es importante quitar el recipiente de agua cuando este comportamiento comience, ya que puede ser elegido como sitio para la puesta ahogándose los huevos.

Cuarto periodo: Una vez realizada la puesta comienza la hembra a comer de nuevo. Pueden realizar una nueva monta durante este periodo si la hembra posee la condición corporal adecuada ya que puede desarrollar nuevos folículos. Si se quisiera realizar otra cópula se deben de mantener juntos para incrementar la probabilidad de una fecundación. Las mudas serán como durante la primera época de cópula y suelen ser puestas más pequeñas que la primera.

Incubación y Eclosión

Los huevos quedan cubiertos por una sustancia que se endurece y los mantiene unidos tras aproximádamente 30minutos. Los huevos fértiles suelen poseer una superficie blanca y firme al contrario si fuesen infértiles encontraríamos típicamente un color menos vivo y superficie ablandada. Una puesta de huevos infértiles se podrá diferenciar ya que se realiza antes de lo esperado.

Para la incubación Un buen sustrato para ello consiste en una mezcla de vermiculita humedecida a proporción ¾ de vermiculita/agua (medida en peso). Un recipiente de plástico resultaría idóneo.

Una profundidad de 5-7 cm de vermiculita en el recipiente de incubación que llevará unos pequeños agujeros de unos 3mm de diámetro disponiendo los huevos en la parte opuesta a la zona de ventilación. Si prescindiésemos de esta zona podrían morir por hipoxia los embriones. Los huevos serán enterrados dejando expuesto 1/3 ó 1/2 de su superficie. Cada semana comprobamos la humedad añadiendo agua si fuese necesario. Podemos medir la humedad relativa exacta dentro del recipiente o pesar el recipiente o ambos.

La temperatura de incubación deberá ser constante entre 23.5-27.5ºC. Temperaturas superiores a 30.5ºC deben de ser evitadas. Si se incuban a temperaturas más bajas se incrementará el tiempo de incubación. La eclosión completa de la serpiente se produce entre 12-48horas después de la ruptura del huevo.

Los tiempos medios de eclosión de las especies más comunes son:

Lampropeltis getulus y L.triangulum 60-15 días
Lampropeltis mexicana 55-65 días
Elaphe guttata y E.obsoleta 55-65 días
Pituophis melanoleucus ssp.

68-75 días

Se añadiría unos dos días por cada descenso de 0.5ºC con respecto a 26.6ºC.

Crecimiento hasta edad adulta

En los últimos años se ha descubierto que la capacidad reproductiva de las Serpientes Rey (Lampropeltis sp.), depende de la talla y no de la edad. Antiguamente entre los herpetólogos se creía que era necesario un mínimo de 3-4 años de edad antes de que las serpientes se convirtiesen en adultos reproductivamente. Sin embargo, durante el mantenimiento en cautividad y estudio detenido se ha podido observar que a la temprana edad de 9 meses en machos y 18 meses en la hembra se pueden producir montas exitosas. También se ha visto que una alimentación deficiente puede retrasar la edad de madurez sexual, incluso pueden nunca madurar sexualmente.

Por lo tanto mientras alimentemos con pinkies, la frecuencia será cada dos días los primeros 5-6 meses, interrumpiendo la alimentación solo durante la muda. Desde los 6 meses a adulto se alimentará cada 4-7 días. Suelen mudar cada 21-30 días.

Un recipiente de plástico o terrario de unas medidas de 45-60cm de largo podría usarse hasta los 12 meses de edad. La calefacción debe proporcionar un gradiente térmico hasta una zona de 28-30ºC, llevada a cabo mediante el uso de una manta térmica u otras fuentes de calefacción con el uso de un termostato (ver calefacción).

Sustratos considerados como adecuados pueden ser papel de periódico o alfombra para reptiles. Un escondite también es importante para reducir los niveles de estrés. En el escondite se puede colocar musgo u otro tipo de substrato húmedo para mantener una humedad relativa más elevada para poder facilitar las mudas.

Alimentación de diferentes especies

Normalmente se emplea ratas y ratones de diferentes tamaños, aunque pollos también se podrían usar.

Pituophis melanoleucus, Elaphe guttata y E.obsoleta:  Aumentar el tamaño de los ratones en el crecimiento temprano (de pinkies a ratones sin pelo a ratones adultos). Después cambiar a ratas de un tamaño manejable para la serpiente. Usar turba humedecida o musgo en el escondite durante los primeros 6-8 meses, a partir de los 8 pasar a sustrato seco.

Lamproppeltis getulus y L.calligaster: Aumentar el tamaño del ratón según pueda ser ingerido por la serpiente. Mantenimiento con sustrato seco en el escondite desde el nacimiento hasta adulto.

Lampropeltis triangulum ssp.: Aumentar el tamaño del alimento progresivamente a la vez que crece la serpiente. Como sustrato en el refugio se puede usar turba o musgo humedecidos hasta los 8-10 meses y a partir de los 10 pasar a sustrato seco.

Lampropeltis mexicana, L.pyromelana, L.zonata y L.triangulum: Su alimento en vida silvestre es a partir de pequeños lagartos, por lo tanto es común que rechacen los ratones como presas. Si son aceptados sin problema se puede llevar una alimentación a base de ellos adecuando el tamaño del ratón al crecimiento de la serpiente. Si por el contrario no acepta los ratones como presa podemos frotar el pinkie con un lagarto Sceloporine(presa natural en vida silvestre). Ofrecer el lagarto entero o alguna de sus partes seguido de un pinkie. Ofrecer ratones silvestres Paramyscus, o alimentar solo con lagartos pequeños hasta la edad adulta. Como sustrato podemos proveer musgo o turba humedecida en el escondite durante los 8-10 primeros meses, pasando a sustrato seco luego.