Gecko Crestado

INTRODUCCIÓN

El Gecko Crestado (Correlophus (Rhacodactylus) ciliatus) es un reptil arborícola habita en el archipiélago de Nueva Caledonia en el Pacífico suroeste, a 1500 km de Australia y unos 2000 km de Nueva Zelanda. Tras una tormenta tropical se redescubrieron en el año 1994 ya que se asumía previamente una especie extinta. Desde entonces se han encontrado ejemplares en Grand Terre, isla principal de Nueva Caledonia. Gracias a la cría en cautividad ya se supone que existe más ejemplares en cautiverio que en la propia Isle of Pines. En su hábitat natural los números se ven amenazados por la introducción de la Hormiga de Fuego (Wassmania auropunctata).

Son capaces de trepar en vertical gracias a las "lamellae" en sus dedos que crean fuerzas de van der waals con la superficie y poseen una cola prensil que no se regenera tras la caudectomía. No poseen párpados con lo que mantienen la humedad ocular por lamido. No son capaces de regenerar la cola tras la caudectomía, con lo que es común encontrar individuos sin la cola, hecho que se ha observado más en hembras tras el cortejo. Su tamaño (incluyendo la cola) es de 20-25 cm o 10-13cm tamaño hocico-cloaca en los adultos y su peso entre 40-60g. Los machos disponen de abultamientos caudales a la cloaca que corresponden con los hemipenes. Los machos maduros poseen un espolón a ambos lados de la cloaca de mayor tamaño que aquella de las hembras. La esperanza de vida se encuentra alrededor de 10-15 años.

Por su localización en vida silvestre consideraremos 3 estaciones, la fría (unos 4 meses - Junio-Agosto) la calurosa (6 meses - mediados noviembre-mediados abril) y periodo de transición (2-3 meses). La temperatura en la temporada fría se encuentra entorno a 21ºC de día y 15ºC de noche, mientras que en la época calurosa encontramos medias de 26-30ºC.

Se han seleccionado genéticamente en los últimos años por la sencillez de su mantenimiento y cría dando lugar a múltiples fenotipos.

 

MANTENIMIENTO EN CAUTIVIDAD

TERRARIO

Al tratar de una especie arborícola se manienen idealmente en terrarios horizontales de un tamaño mínimo de 45 x 45 x 60cm. Un terrario con una rejilla superior para incrementar la ventilación es un buen ejemplo. Otra opción es usar vitrinas altas con las juntas selladas con silicona.

Podemos decorar el terrario con plantas naturales o artificiales preferiblemente de hoja ancha para dar intimidad y sitios de descanso durante el día. Un ejemplo puede ser Ficus benjamina, Dracaenas, Potos aureus repartiendo sus ramas a lo largo del terrario o Scindapsus aureus. Se pueden añadir troncos o lianas como puntos de apoyo, así como palos de bambú.

En cuanto al sustrato tenemos diferentes posibilidades: papel de periódico (muy económico y fácil de limpiar, poco recomendado porque no ayuda a mantener la humedad), moquetas diseñadas para terrario (fáciles de limpiar), turba (sin perlita) con arena, cortezas o fibra de coco (ideal para mantener una humedad más adecuada, pero difícil de limpiar y menos económica). El uso de un substrato húmedo como fibra de coco o mezcla de turbas dificulta encontrar los huevos. Especial atención debemos prestar a las cortezas que podrían llegar a ingerir, evitándolos si es posible.

ILUMINACIÓN

Esta es una especie de hábitos nocturnos. Se suele considerar imprescindible una buena suplementación en la dieta de calcio y vitamina D3. Los insectos en la vida salvaje no poseen vitamina D3 en sus rutas metabólicas por lo que consumen una mínima cantidad de esta vitamina. Debido a esto consideramos que es importante proporcionar a esta especie o especies similares crepusculares o nocturnos un espectro B de luz ultravioleta. Hasta estudios más concretos, seguimos recomendando el uso de UVB al menos durante 1-2h al día ya que puede ser solamente beneficioso y sí que disponen de éste espectro en la naturaleza.

Un fotoperiodo de 12 horas de luz parece lo ideal, ya que la variación del fotoperiodo en las islas de Nueva Caledonia se reduce una hora lo máximo durante el año. Los geckos crestados cesan la puesta de huevos con menos e 12 horas de fotoperiodo.

TEMPERATURA Y HUMEDAD

Las temperaturas diurnas preferidas por esta especie parece ser entre 25.5-28ºC (De Vosjoli), con un descenso a 21-25ºC durante la noche. Durante el invierno puede reducirse la temperatura en 3-5ºC.

La humedad relativa debe de ser mantenida entre 60-80% con pulverizaciones o nebulizaciones diarias. Una humedad elevada y poca ventilación incrementará la condensación y favorecerá el crecimiento fúngico y bacteriano en el terrario.

Es recomendable el uso de un termómetro e higrómetro, así como un termostato para mantener un gradiente térmico.

ALIMENTACIÓN, SUPLEMENTACIÓN Y AGUA

Los Geckos Crestados en vida salvaje son omnívoros y su dieta consiste en frutas, néctares e insectos. La frequencia de alimentación debería de ser 3-4 veces por semana. La dieta debe de consistir en 50% fruta triturada (ejemplos: melocotones, nectarinas, mangos, albaricoques, peras)y 50% insectos. Existe un alimento comercial actualmente que se puede combinar con insectos.

La mejor forma de suministrar el alimento y el agua en esta especie es en recipientes que se pueden colocar tanto en el suelo del terrario, como en altura. Hay unos comerciales especialmente diseñados para colocar sobre terrarios de cristal que mantienen su posición gracias a unos potentes imanes.

Posibilidades de dieta:

1) Dieta gecko crestado; formulada por Allen Repashy con todos los porcentajes de nutrientes requeridos para ser mantenidos únicamente con este producto o suplementado con insectos. Viene en forma de polvo que se mezcla con agua y en varios sabores para satisfacer los gustos individuales.

2) Dieta gecko crestado más insectos, como tenebrios, gusanos de la miel y grillos 2-3 veces por semana. Los insectos deben ser alimentados correctamente.

3) Puré de frutas mixtas e insectos, siendo la opción quizás menos recomendada por el alto riesgo de deficiencias nutricionales y elevados niveles de glucosa.

Se recomienda alimentar 2-3 veces por semana en la temporada fría, y en verano 3-5 veces semanalmente.

Podemos valorar el estado de la reservas de calcio de forma subjetiva en el interior de la boca en las llamados sacos endolinfáticos (su pueden observar dos estructuras redondeadas blanquecinas en el paladar).

En la naturaleza beben de gotas de condensación y de depósitos en las hojas. Obtendrán el agua de las gotas de las paredes y manteniendo siempre un recipiente con agua limpia.

REPRODUCCIÓN

A partir de los 6 meses en machos resulta más sencillo la diferenciación de los hemipenes en la base de la cola. La edad fértil se ha establecido a los 9 meses para los machos, y esperar hasta los 14 meses para las hembras, y un peso mínimo de 35 gramos, idealmente 40 gramos (ejemplares con cola, deduciremos 3-4 gramos por la cola).

La zona de puesta debe acomodar como mínimo el tamaño de la hembra y una profundidad de 7 a 10 cm con una mezcla de 50/50 turba/vermiculita. Se recomienda que el recipiente sea opaco para hacer sentir cómoda y segura a la hembra durante la puesta. También se puede ocultar con un trozo de corcho.

La hembra realiza una puesta de 2 huevos cada 25-35 días.

Para su incubación podemos colocar los huevos en un recipiente cerrado al aire (también puede realizarse con ventilación) con 3 partes de agua y 4 partes de vermiculita (por peso). La ventilación se realizará abriendo 2-3 veces a la semana el recipiente. En estos momentos revisamos la humedad (puede realizarse con el peso del recipiente), crecimientos fúngicos y el estado de los huevos.

No se encuentran estudios sobre si la temperatura de incubación determina el sexo en esta especie (como en Eublepharis macularius). Pero según la experiencia de numerosos criadores, podemos decir que temperaturas más altas (25.5-29.5ºC) parece predisponer a la selección de machos, a 20-22.2ºC se obtiene mayoría hembras. El periodo de incubación varía entre 60-100 días dependiente de la temperatura de incubaciòn.